Martes, Mayo 22, 2018

Buscar

de Interés

 

Martes 20 deMarzo 2018

 

Con la intención de guiar las acciones de los servidores públicos y ofrecer una profesionalización en la administración pública, por instrucciones del Presidente municipal Humberto Mérida de la Cruz, se elaboró y se aplica entre el personal administración un código de ética, promovido por la Contraloría Interna Municipal, el cual regula las conductas de los funcionarios públicos municipales, como elemento de control interno.

“Para poder llevar a cabo un desarrollo institucional, es primordial considerar una serie de conceptos apegados a la ética que permita crear normas de conducta para los funcionarios, una guía basada en los valores éticos más altos, con la firme convicción de crear una cultura que dignifique el desempeño de las funciones”, refirió el alcalde.

El Código de Ética se aprobó en la presidencia municipal desde el mes de enero de 2017, mediante una sesión de cabildo, como un ordenamiento que da sentido a los valores que sirven de cimientos en el ejercicio de las funciones de todo servidor público municipal.

Después de ser aprobado, se difundió a través de la página web oficial, a través de circulares y pláticas con los servidores públicos para que conocieran claramente lo que establece esa normatividad.

Este documento está conformado por 16 artículos, que abarcan ámbitos de principios y valores de los trabajadores, disposiciones generales, además de principios éticos como la honestidad, humildad, sensibilidad, entre otros, y un apartado de sanciones.

La Contraloría Municipal tiene el carácter de emitir las sanciones a través de procedimientos establecidos por la Ley General de Responsabilidades vigente en el Estado, que es la que da la pauta para determinar el grado de incidencia, contemplando varios valores como: antecedentes del servidor público, situación económica, etc.; las sanciones van desde una amonestación privada o pública, hasta la suspensión temporal del servidor sin goce de sueldo.

“Es importante tener un código de ética muy bien definido, ya que muchos de los servidores públicos no tienen conocimiento de cómo es que tienen que actuar frente a los ciudadanos, este documento sirve como un manual de qué es lo que deben hacer y qué es lo que no deben hacer, para no incurrir en un tipo de responsabilidad administrativa”, señaló Said Dan Mendoza Martínez, titular de la Contraloría Interna Municipal.

En ese mismo tenor, el órgano interno de control, también se ha dado a la tarea de evaluar el comportamiento de los servidores públicos, a través de la aplicación de una encuesta de los trámites y servicios que ellos brindan, cuando un ciudadano acude a hacer algún tipo de trámite; se le entrega una encuesta de satisfacción del servicio brindado, con el que se evalúa el desempeño.

Cabe señalar que desde el mes de marzo de 2017 que se empezaron a realizar las encuestas a la fecha, se llevan contabilizadas más de mil 500, siendo las áreas de Agua Potable y Alcantarillado, Seguridad Pública y Catastro, las más evaluadas.

Transparencia